El voluntariado como potenciador de habilidades blandas

Eduardo Galeano, reconocido periodista y escritor uruguayo, manifestó alguna vez que: “Mucha gente pequeña, en lugares pequeño, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar...


Publicado el : 05/05/2022

Eduardo Galeano, reconocido periodista y escritor uruguayo, manifestó alguna vez que: “Mucha gente pequeña, en lugares pequeño, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo”. Original frase que encierra o sintetiza la filosofía del voluntariado. Pero, ¿qué es el “voluntariado”? Cuando se revisa la Ley Nº 28238, conocida como “Ley General del Voluntariado”; y, publicada en el 2017, se define como el conjunto de  actividades de interés general para la población, como asistenciales, sanitarias, de servicios sociales, cívicas, de capacitación, culturales, científicas, deportivas, de cooperación al desarrollo, de defensa del medio ambiente, de saneamiento, vivienda, urbanismo, de defensa de la economía o de la investigación, de desarrollo de la vida asociativa, de promoción del voluntariado entre otras de naturaleza análoga, tendientes al bien común.

Al respecto, el pasado 29 de abril, tuve la oportunidad de participar, de manera virtual, en la “Feria de Voluntariado: Agentes del cambio 2022”, organizada por “Inlearning Institutos”. Dicha experiencia me permitió conocer ocho proyectos de voluntariado, que vienen desarrollando instituciones de la sociedad civil, públicas y privadas de nuestro país.  Así, tomé conocimiento del programa de voluntariado “Dona tu talento” liderado por “Crea +”, equipo multidisciplinario de jóvenes peruanos que busca contribuir con la formación de estudiantes en edad escolar, a través de un voluntariado profesional enfocado en una gestión eficiente y en un fuerte sentido del compromiso y la responsabilidad. Se tratan de talleres multidisciplinarios gratuitos impartidos, de manera virtual por la coyuntura de pandemia, a más de 3000 niñas y niños de 14 escuelas en Perú y Colombia.

Hace poco leí esta frase: “El voluntariado es una forma de aprender a convertir nuestra vida en un proceso de dar y estar dispuesto a actuar”. Personalmente, considero que a través del programa de voluntariado “Dona tu talento”, los jóvenes peruanos tienen el espacio y la gran oportunidad de compartir sus habilidades con las niñas, niños y adolescentes, con talleres académicos, artísticos, culturales y recreativos con el propósito de estimular las inteligencias múltiples de los participantes y fortalecer la salud mental. Este impacto también beneficia a los mismos voluntarios, porque dicha experiencia les permite acceder a capacitaciones de formación continua, así como, desarrollo de habilidades blandas como liderazgo, comunicación asertiva, proactividad, trabajo en equipo, resiliencia, entre otras. Todas ellas resultan fundamentales para nuestro crecimiento personal y nos ayudan a fortalecer nuestras relaciones interpersonales.         

Quiero comentarles que, desde el 2017, he incorporado el voluntariado en mi proyecto de vida. Por ello, hasta la fecha me desempeño como facilitador voluntario de la “Escuela de Líderes por la Paz en América” promovida por la Red Internacional de Estudiantes por la Paz (Red Espaz, Perú); y gracias a esta experiencia, puedo dar fe del rol protagonista y constructivo que vienen asumiendo los voluntariados en favor del desarrollo sostenible del país. Los voluntariados constituyen espacios de interacción social propicios para el desarrollo de habilidades blandas. De acuerdo con Conexionesan (2015) las “las habilidades blandas están asociadas al comportamiento de la persona, su desarrollo social, liderazgo y manejo emocional”. Cuando un voluntario, por ejemplo, intenta crear conciencia ambiental en un grupo de personas de su comunidad, en la interacción, se ponen de manifiesto habilidades blandas como el trabajo en equipo, adaptabilidad, liderazgo, proactividad, entre otras.

¿Por qué son importantes las ‘habilidades blandas’ en nuestra vida diaria? Estas nos permiten establecer relaciones interpersonales saludables en nuestro núcleo familiar. La convivencia nos enfrenta a diversas circunstancias desafiantes asociados con nuestros roles como padres, hijos, hermanos, etc. Por ejemplo, la organización de los enseres y ambientes de la casa, la toma de decisiones sobre actividades familiares, el manejo y gestión de los conflictos propios de la convivencia representan solo algunas de las acciones en las que ponemos de manifiesto las habilidades blandas. Finalmente, tenemos a través del voluntariado la gran oportunidad de desarrollarlas de una forma creatividad y retadora. Los invito a considerar la posibilidad de incorporar en sus proyectos de vida, prácticas de voluntariado para descubrir que, a través del compartir y el servicio a los demás, trascendemos e impactamos de forma positiva en la sociedad.


Mg. Jesús Alberto Paiba Samamé:
Docente universitario

Anuncie Aqui
Lo ultimo en TEMAS EN VITRINA


  • GESTIÓN DEL CAMBIO: ¿POR DÓNDE EMPEZAR? 01/01/2023
  • VOLUNTARIADO COMO HERRAMIENTA DE PARTICIPACIÓN CIUDADANA 01/12/2022
  • EL BULLYING O ACOSO ESCOLAR EN EL PERÚ: MÁS ALLÁ DE LAS CIFRAS 13/11/2022
  • Y tú, ¿qué tipo de elector/a eres? 08/08/2022
  • El voluntariado como potenciador de habilidades blandas 05/05/2022
1 2 3 4 5 siguiente
LO MÁS VISTO EN...
Vitrina Facebook YouTube Series